C/ Pedro Teixeira nº 3, bajo A 28020 MADRID     aegoas@gmail.com     91.555.81.57

Dismenorrea

La menstruación es un desprendimiento del endometrio y sus células envían a la sangre prostaglandinas y éstas  son las causantes de la contracción fuerte y brusca del miometrio y del inicio de la isquemia del mismo. Cuanto más fuertes son los dolores  mayor cantidad de prostaglandinas  hallamos en suero, siendo éstas más  elevadas los primeros dos días de la regla. Prostaglandinas son las responsables de dismenorrea secundaria, pero en esta  hallaremos  cambios anatómicos dependiendo del tipo de enfermedad. 

La menstruación en la mujer generalmente cursa con leves molestias. Solamente el 10% de la población femenina padece: el dolor adominal es como retortijones, acompañado de lumbalgia, naúsea, vómitos, cefalea e incluso diarrea, estos síntomas es lo que llama Dismenorrea.

Dismenorrea: Dolor cíclico durante los días de la menstruación. Generalmente  durante  la mayoría de las reglas.

 Existen dos tipos de dismenorrea: Primaria y Secundaria.

 Se entiende por dismenorrea primaria los dolores menstruales,  a los que no se puede encontrar una causa.  Dismenorrea primaria  tiene su inicio desde la menarquía, o poco tiempo después. Es difícil de diferenciar ambas  a no se que se estudie y se excluya la  secundaria.

Cuando estos factores se han excluido la dismenorrea primaria  afecta  igual a todas  mujeres  independientemente de su nivel socioeconómico y raza. Parece ser  que la intensidad del dolor  y la duración del mismo se asocian con una menarquia temprana, fumar, reglas abundantes y un índice de masa corporal de más de 25. Los síntomas son menores  cuanto mas partos ha tenido la mujer.

Dismenorrea secundaria es la producida por: endometriosis, miomas, enfermedad inflamatoria pélvica, adenomiosis, pólipos endometriales, o dificultad en  la salida  de sangre menstrual de cualquier tipo. Por esta razón  dismenorrea secundaria  va asociada a: dispareunia, disuria, infertilidad, sangrados más abundantes  de lo normal.etc.

En pacientes  con dolores tipo  contracciones durante la menstruación una vez excluido gestación, ectópica, heterotopica o eutopica se administra medicación habitual. En pacientes  con hábitos sexuales   hay que  excluir : enfermedad pélvica inflamatoria, Neisseria gonorae. genotipo PCR del hpv, Chlamidia Trachomatis, Gardnerella Vaginallis,  etc. También aconsejado efectuar ecografía transvaginal con y sin  menstruación.

Puesto que son las prostaglandinas las causantes del dolor  administramos antinflamatorios no esteroideos que la inhiban: naproxeno , ibuprofeno y similares.

Los anovulatorios en sus distintas vías de administración  son efectivos ya que  disminuyen mucho la producción de  prostaglandinas, llegando si fuera preciso a su administración continua  durante tres meses.

Los contraceptivos sólo con progesterona también son eficaces: diu mirena, inyecciones  cada 3 meses de medroxiprogesterona,etc.

En la medicina alternativa  encontramos: vitamina E, tiamina(vitamina B 1),magnesio, aceite de  pescado, la hierba  Toki-shakuyku-san,  y además  calor local , acupuntura, estimulación eléctrica transcutánea, gimnasia y otras,  pero su eficacia médica  está  en duda.

Como último recurso esta laparoscopia diagnostica y tratamiento si procede de las posibles  alteraciones anatómicas.

El fortalecimiento del suelo pélvico y las relaciones sexuales no tienen ninguna indicación médica, estas últimas pueden empeorar si tiene dismenorrea secundaria.

Leave your comments

0
terms and conditions.

Comments